mardi 13 octobre 2009

La acera del Villaclara (Farmacia La Salud)

Hacia finales del siglo XIX Santa Clara vivía el sopor propio de las ciudades provincianas. Chismes, rumores, y pleitesías ocupaban el tiempo de las comadres, y los compadres se reunían para comentar los últimos acontecimientos que se sucedían en los campos de la Isla. La independencia se libraba con buena cantidad de jóvenes villaclareños que habían renunciado al sopor de la ciudad y se habían lanzado a la manigua. Sus madres, hermanas y esposas los apoyaban en la noble tarea. Marta Abreu no cejaba en aportar cuanto podía por la causa. Los villaclareños, durante la primera contienda contra el dominio colonial español, habían preparado el levantamiento del 7 de febrero de 1869, que se dio en el Cafetal González, en una farmacia que radicaba en el cuartón sur de la plaza. La Salud, que así se nombraba la farmacia, todavía existía al alba de siglo XX, único inmueble que en la acera del Villaclara había rehabilitado su fachada ampliando sus tres puertas e incorporándole una cornisa que escondía su parte de tejado, que era corrido desde la esquina de la calle Cuba hasta el comercio que precedió a La Nueva Cubana. A cada lado de la farmacia, casas de viviendas, desde los tiempos en que fue fundada la villa. Estas edificaciones ganaban en vista y claridad, al estar situadas frente a la plaza sin la sombra imponente de la parroquial. ©cAc

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire