vendredi 19 juin 2015

Puente Ramiro Capablanca


Aprovecho que el Torneo Internacional “Capablanca in Memoriam” celebra su 50 edición en La Habana, para acercar Santa Clara a ese apellido de familia que el mundo del ajedrez venera. Y no precisamente mi crónica tiene que ver con José Raúl el ajedrecista sino con Ramiro, el abogado. Ramiro Capablanca Graupera fue el primer hijo del bayamés José María Capablanca y de la matancera María Graupera. Luego nacería el genio del ajedrez, José Raúl. Ramiro Capablanca, que fuera Miembro de la Asamblea Constituyente de 1940, fue Gobernador Provincial de Las Villas. El puente sobre el río Cubanicay en la calle Misioneros y que une el barrio del Hospital Viejo y el barrio de La Vigía, lleva su nombre. El puente fue una obra pública costeada por la municipalidad en 1947 siendo alcalde Juan Artiles López. Nada emblemático para la ciudad, el puente carece de gracia y gusto arquitectónico. Todo cementado, de acera peatonal estrecha por cada lado, la obra no debe haber sido costosa, teniendo en cuenta el poco ancho del curso de agua en ese punto. No tengo conocimiento de que el puente haya sido restaurado en algún momento. Las placas de bronce que nombran al puente están situadas en los extremos derechos antes de cruzar el río yendo hacia La Vigía o yendo hacia el hospital. Me pregunto si tuvo alumbrado público y me lo hace pensar la gruesa base situada en la baranda cementada y que pudo ser la base de una columna para farol. Nadie nombra al puente Ramiro Capablanca, unos lo llaman Puente de la Vigía, otros Puente de la calle Misioneros. El río, abajo, es un hilo indefenso, que se ha ido empequeñeciendo por la acumulación de sedimentos en sus orillas, extensión de patios,  malezas y vertedero público por la falta de civismo del vecindario. ©cAc-2015

                                          Extremos del puente en las dos direcciones.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire