lundi 9 novembre 2015

Una mirada al Gallego de 1858 encontrado al azar…



En el pasado mes de octubre, la crónica sobre el puente “El Gallego” hacía referencia al mismo como “unos de los tantos y modestos puentes de la ciudad de Marta”. Y en efecto, viendo una fotografía de época, me permito escribir algo más sobre el puente, para acompañar la imagen que les presento. El hecho de que hace parte de los “tantos” no es una exageración. Villorrio fundado entre arroyos y cañadas, primero los pasos y luego los puentes, se encargaron de unir orillas apenas distantes. La modestia como yo decía, iba de par con los erarios públicos, en una isla maniatada por una gobernación colonial. La mayor parte de las obras erigidas en la villa luego ciudad de Santa Clara durante la etapa colonial, llevaban impreso el espíritu comunitario de los vecinos, y el sentido altruista de sus hijos. Así pasó con El Gallego. El puente era el camino hacia el progreso, a la conquista del oeste sabanoso, al ensanche urbano. Construir el puente sobre un arroyo, río en época de crecidas, matizado de rocas y pozas dulces que hacían la delicia de sus vecinos, llevaba tiempo y quebradero de cabeza para la administración. La ingeniería de la época también tenía su parte en la concepción y construcción. El Bélico serpenteaba viniendo del sur. Orillas de poco declive. Las mujeres lavaban en sus orillas y los animales pastaban o encontraban el descanso después de la faena jornalera. El Gallego original unió dos orillas de poca inclinación. Sin embargo, la losa debía cubrir dos extremos bastante separados: el término de la calle Calvario y el engarce con el camino hacia el oeste. El uso de la ménsula para descargar el sobrepeso de bastiones y pilas se impuso. El puente El Gallego observaba tres arcos, siendo el arco central el de mayor luz entre los bastiones. Los ingenieros pusieron énfasis en la rigidez de la estructura. Lo de modesto quizás esté ligado a la concepción arquitectónica de la superestructura: nada monumental, largo andén con barandilla simple. Del puente, lo hermoso estaba en la concepción de su infraestructura. El trío de arcos dejando pasar el agua despreocupada, limpia, reflejando el azul casi eterno del cielo, las piedras resbaladizas, la hierba y los guijarros protegiendo sus orillas. ©cAc-2015

2 commentaires:

  1. Hola Carlos, me da mucho gusto leer tus posts otra vez. Pero donde se encuentra este puente?

    RépondreSupprimer
  2. Hola Magtiel ! me alegra saber que vuelves a leer mis post ! Te resumo: el puente El Gallego construido en 1858, fue demolido en 1928 cuando se construía la carretera Central. En su lugar fue construido un nuevo puente (calle Marta Abreu sobre el Bélico) y que es el que existe todavía. Si te interesa conocer más sobre ese puente, hay otros dos post al respecto:
    http://santaclarabycac.blogspot.fr/2015/10/puente-el-gallego.html
    http://santaclarabycac.blogspot.fr/2015/10/puente-el-gallego-ii.html
    El último post es seguramente el que leíste:
    Una mirada al Gallego de 1858 encontrado al azar…

    Espero que todo vaya bien de vuestro lado, familia, trabajo y el frescor otoñal presto a convertirse en larga frialdad. Un saludo cordial para ti, tu esposo, y a los muchachos que seguro están más crecidos! Carlos (cAc)

    RépondreSupprimer