samedi 12 février 2011

Parque de Camacho


En un post anterior les decía que Camacho puede vanagloriarse de ser el único barrio/reparto de la ciudad en tener parque y glorieta. El parque fue concebido como parque de recreo para los niños de Camacho y sus alrededores. Una duda me asaltaba, al concebirse el parque infantil, ya existía como tal ese espacio-parque, ten iendo incluso una glorieta más antigua? En efecto, “Pro-Parque Infantil José Martí del RepartoCamacho, Santa Clara”, fue un proyecto para rehabilitar el Parque de Camacho, a iniciativa de tres vecinos villaclareños[1] y con el apoyo del Gobierno Provincial[2] y del Ayuntamiento de la ciudad[3]. Con la rehabilitación del parque antiguo, las aceras fueron reconstruidas, se re-estructuraron los jardines y sus desagües. La glorieta, situada en el centro, fue reconstruida y a ella se accede por las cuatro entradas al parque, cercado y protegido por puertas de hierro[4]. Ocho farolas a bombas blancas, cuatro jardineras, cuatro bancos de hierro y cuatro construidos de granito componen el mobiliario agregado en la rehabilitación. Para honrar el nombre dado al parque, en su entrada principal fue erigido un sencillo monumento al Apóstol, y cuyo busto fue cortesía del capitán José M. Fajardo[5].

En los espacios verdes del parque fueron instalados diversos aparatos para el disfrute y recreo de los infantes. Estos aparatos (columpios, carrusel, canales y mecedoras) fueron construidos en un taller de fundición local[6]. Cabe señalar, que para usar los aparatos, los niños estaban seccionados por sexo, lo que nos hace pensar que la paridad no era del orden del día en esos tiempos y que desde la más temprana edad, la diferencia de género era parte de la vida cotidiana.
 

Vistas de la inauguración del parque el 29 de diciembre de 1940, tomadas por el fotógrafo local Hernández[7].
De la rehabilitación del antiguo Parque de Camacho, que viera la luz a punto de finalizar 1940, se conservan los aparatos, el busto del Apóstol y la glorieta pero sin jardineras ni bancos de granito, y sólo cinco de las lámparas originales que colgaban entre sus ocho columnas; tampoco vi los bancos de hierro y no me puse a contar las farolas del parque, pero quedan en pie incluso con su bomba. Los árboles septuagenarios persisten en vivir y dar una agradable sombra con sus espesas copas. La cerca está maltrecha en algunos tramos. Estoy convencido que el parque sigue siendo de recreo y juegos para los niños de Camacho, y constaté que es un espacio donde se respira vida y alegría, y al mismo tiempo, observando, yo diría escrutando, y tomando fotos de ese parque santaclareño, constato un abandono que los vecinos quizás no vean, acostumbrados a ese descuido, que hace parte del cotidiano, y en ese momento, soy yo quien respira tristeza frente a lo que pudiera ser una joya de parque de un reparto, casi un barrio, Camacho. ©cAc
  

Casas alrededor del parque. ©cAc-2011


[1] Estos vecinos fueron el comerciante e industrial Faustino Romero Pérez, el industrial Juan J. del Collado y el capitán Rafael Díaz Castro, j’ del Escuadrón N° 38 de la Guardia Rural. En recuadros superiores de la foto de inauguración.
[2] Dr Santiago C. Rey Perna, gobernador de la provincia de Las Villas.
[3] Dr. Leopoldo Figueroa Franqui, alcalde municipal de Santa Clara.
[4] El cercado y las puertas fueron realizadas por Peerles Steel Co., renombrada en Cuba por sus cercas.
[5] El capitán José M. Fajardo fungía como director de la Escuela de Perfeccionamiento « José Martí » sita en General Peraza, en la provincia de La Habana.
[6] Los aparatos para niños fueron construidos en el Taller de Fundición, propiedad de Santiago Guardado, un maestro de la mecánica y la plomería de la ciudad.
[7] Imágenes extraídas de Las Villas Álbum-Resumen Ilustrado, de L. Valdés Quesada, compilado y editado por Editorial Cubana (2da edición), Imprenta La Milagrosa, La Habana, 1941.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire